10 Mitos sobre la digitalización en sector de la chapa

Son muchos los mitos que se han generado alrededor de la digitalización, hoy desmontamos algunos de los más comunes.

1. La digitalización destruye puestos de trabajo. No sólo es necesario contar con el factor humano en la toma de decisiones en aquellas empresas que se han digitalizado, sino que la digitalización puede llegar a suponer la creación de nuevos empleos. La digitalización permite que las personas que forman parte de la organización se centren en tareas que aportan más valor.

2. La digitalización es una moda pasajera. El proceso de digitalización que se ha producido en las últimas décadas hace pensar que su extensión a ámbitos que hasta ahora siguen dependiendo de un trabajo manual es imparable, sin importar el sector en el que nos encontremos. Esto se debe a que gracias a la experiencia con la que contamos, sabemos que la digitalización es clave para la adaptación a los entornos cambiantes en los que los negocios tienen que competir en la actualidad.

3. La digitalización requiere una gran inversión solo accesible para unos pocos. Gracias a los sistemas en la nube y el licenciamiento de pago por uso, la digitalización es cada día más asequible para pequeñas y medianas empresas, ya que los sistemas son escalables por lo que los procesos de cambio se pueden realizar de forma paulatina encontrando un equilibrio entre necesidades y recursos disponibles.

4. Las compañías que no se digitalicen desaparecerán. La digitalización facilita una toma de decisiones ágil y permite adaptarse a cada situación en mercados en constante cambio. Contribuye a mejorar las capacidades de un determinado negocio, pero esto no significa la única vía para sobrevivir en el futuro.

5. La digitalización hará que pierda mis rasgos diferenciales. Las compañías necesitan contar con un partner en este proceso que conozca profundamente no solo las herramientas y procesos necesarios para implantar la digitalización, sino también las peculiaridades del sector. De esta forma, la digitalización se producirá en aquellos ámbitos en los que realmente supone un elemento útil, descartándose en aquellas áreas en las que no aporte nada.

6. La digitalización no es importante en sectores industriales. Digitalizar la industria permitirá democratizar conceptos hasta ahora reservados para unos pocos, como la agilidad y aceleración en la respuesta al cliente, algo fundamental en un mundo en el que todos somos conscientes de que el cambio es y seguirá siendo una constante.

7. La digitalización ralentiza los procesos de producción. Es posible que la sensación sea esa en algunos casos. Sin embargo, digitalizar la producción de una planta del sector de la chapa aporta ventajas como el control de tiempos y cuellos de botella, o la capacidad de conocer lo que está pasando en tiempo real, tomando decisiones basadas en hechos y no en sensaciones.

8. Las compañías que no se digitalicen, no sobrevivirán. La digitalización es un elemento multiplicador, permite a las compañías ser más ágiles y adaptarse rápidamente a los cambios que se producen en su entorno. La digitalización permite que compañías pequeñas y medianas puedan acceder a mercados que pensaban reservados para unos pocos. Pero no quiere decir, que las empresas que no dispongan de herramientas digitales dejaran de ser competitivas necesariamente.

9. La digitalización reduce la creatividad. La digitalización permite que las personas dejen de estar pendientes de procesos en muchos casos tediosos y repetitivos, para centrarse en tareas en las que aportan más valor, por lo que en realidad puede tener un efecto multiplicador en la creatividad de los equipos.

10. Para tener éxito en un proceso de digitalización se debe acometer todo en el mismo momento. Lo lógico es conocer las particularidades de un determinado negocio para poder establecer las fases en las que debería llevarse a cabo el proceso de digitalización. Es más, este proceso no acaba una vez se han adoptado unas herramientas, ya que la evolución tanto de estas como del propio negocio requerirá de actualizaciones, cambios y nuevas herramientas que permitan adaptarse a las necesidades de la demanda en cada caso.

Post relacionados

Del ERP al DOP. Evolucionando para hacer frente a nuevos retos

Asier Ortiz

La industria de la chapa y el software. 50 años de evolución

Corporate Communication

Dejad que jueguen

Asier Ortiz

El papel de la interoperabilidad en la fábrica digital

Asier Ortiz

It’s a long way to the top

Jesús Martínez

Under Pressure

Jesús Martínez