Digitalizar para humanizar

En los últimos años la digitalización ha ido tomando relevancia en los sectores industriales, tanto que en ocasiones se ha llegado al extremo de asegurar que aquellas compañías que no se digitalicen acabarán muriendo. Esto ha generado una gran controversia en algunos profesionales que tienen ciertas reticencias sobre las posibilidades que la digitalización puede ofrecer a sus negocios. En no pocas ocasiones, reticencias basadas en mitos que se han ido generando alrededor de la digitalización.

Una de las cuestiones que parece emerger de manera periódica es la creencia de que la digitalización acabará con millones de puestos de trabajo. Estas afirmaciones se realizan desde una visión mecanicista de lo que serán las fábricas del futuro, una fábrica en la que los humanos serán remplazados por soluciones automatizadas.

Nuestra visión al respecto es completamente contraría, para nosotros la digitalización es un aliado al servicio del ser humano, no un elemento que juega en su contra. El software debe ser capaz de cooperar con el humano para mejorar la vida de los que lo están utilizando, simplificando procesos, interconectando sistemas, unificando datos.

Para nosotros la digitalización debe ser un aliado al servicio de las personas.

Creemos que la fábrica digital es la fábrica del futuro, una fábrica en la que los sistemas están interconectados y cooperan entre sí. Esta interconexión hace posible romper los silos de información que se dan en ciertas organizaciones, lo que propicia que la información fluya y la organización sea transparente.

Pensemos en director comercial al que le llega una solicitud de oferta urgente, en el pasado se han generado muchas tensiones por aceptar pedidos de este tipo que han supuesto un sobrecoste para la compañía por la necesidad de realizar horas extras para poder asumir ese cambio. Para poder tomar esa decisión el responsable comercial deberá comentarlo con el jefe de producción, que deberá invertir un tiempo en calcular si es factible hacer ese cambio en la producción. Sin embargo en una compañía con sistemas interconectados, el comercial podría acceder a la planificación, hacer el mismo la simulación para conocer el impacto que la aceptación de ese pedido tendría sobre la planificación y tomar una decisión conociendo si sería posible acometer ese pedido y cuáles serían las consecuencias que podría tener, sin necesidad de que otras personas de la organización tuvieran que invertir tiempo es realizar ese cálculo.

La digitalización redundará en las capacidades de las personas, fomentará el trabajo en equipo, el conocimiento mutuo de diferentes áreas y puede incluso influir en la percepción que unas y otras tienen entre sí.

Esto redundará en las capacidades de los diversos actores, fomentará el trabajo en equipo, el conocimiento mutuo de diferentes áreas y puede incluso influir en la percepción que unas y otras tienen entre sí. Conocer las tareas que deben resolver otros departamentos para que tenga lugar un proceso, ayuda a entender cuales son las razones por las que esas otras áreas nos están requiriendo ciertas tareas para poder seguir desarrollando su labor de la mejor forma.

No solo eso, el software resolverá procesos, permitiendo reducir ciertos trabajos administrativos que requieren gran cantidad de recursos con un escaso valor añadido y que tienen un alto riesgo de error. Pongamos por ejemplo el caso de un responsable de producción que tiene que recopilar las hojas de trabajo de los trabajadores del taller y luego introducir la información en el sistema, este trabajo puede llevarle gran parte de su jornada. Sin embargo, si el mismo jefe de producción cuenta con la información de cuántas ordenes de trabajo se han completado en un periodo concreto a través de un sistema que ha permitido a cada persona del equipo introducir la información durante su turno, el jefe de producción podrá centrarse en extraer conclusiones de los datos que obtiene del sistema y esto podría servirle para provocar cambios en la planificación. Cambios en los que no puede ni pensar si está sobrepasado por el trabajo administrativo de introducir la información el mismo en el sistema.

Nuestra visión sobre la fábrica digital coloca al ser humano en el centro de todo. En línea con esto desde la Comisión Europea se han lanzado una seria de publicaciones en las que se ha acuñado el nuevo término Industria 5.0. Este enfoque pretende Complementar el actual de la “Industria 4.0” poniendo específicamente la investigación y la innovación al servicio de la transición hacia una industria europea sostenible, centrada en el ser humano y resiliente. La digitalización es un proceso que puede aportar un enorme valor a la industria de la chapa, pero su aplicación debe tener como objetivo mejorar la vida de las personas.

Post relacionados

Del ERP al DOP. Evolucionando para hacer frente a nuevos retos

Asier Ortiz

10 Mitos sobre la digitalización en sector de la chapa

Corporate Communication

La industria de la chapa y el software. 50 años de evolución

Corporate Communication

Dejad que jueguen

Asier Ortiz

El papel de la interoperabilidad en la fábrica digital

Asier Ortiz

It’s a long way to the top

Jesús Martínez